jueves, 20 de noviembre de 2014

Cinesa: del emporio en la provincia a la paulatina desaparición

Islatelevisión, emitiendo un programa especial desde los cines Bahía Sur en los años noventa. Presentaba Santiago Muñoz y le acompañaban Enrique Barrilaro, gerente de las salas, y un servidor.

Cuando el centro comercial y de ocio Bahía Sur abrió sus puertas, uno de los atractivos más esperados fueron sus cines. La inauguración de las seis salas regentadas por la compañía Cinesa fue todo un acontecimiento en aquel junio de 1992, con la presencia de personalidades y el presidente de la exhibidora, Alfredo Matas, una institución en el mundo de la industria del cine.

Veintidós años después, las cosas son muy distintas para la empresa, que desde Cataluña había desembarcado con una fuerte inversión en Andalucía y decidido llevar a cabo una política de expansión en la provincia gaditana centrado en San Fernando y posteriormente en Los Barrios. En aquello tuvo mucho que ver su director de Marketing, Ricardo Gil, que con el curso de los años dejó la compañía catalana que, bien por miopía estratégica empresarial o por los convulsos cambios en el complejo mundo del cine, al que los nuevos formatos, la piratería y la constante necesidad de mejora de las instalaciones y servicios que se ofrecen, han dado al traste con pilares básicos durante décadas para poder visionar películas en nuestras poblaciones.

Cinesa vino a San Fernando arrollando con su nuevo concepto multiplex mientras José Luis Ballester, propietario del recordado Cine Almirante, trataba de hacer la vida imposible a la promotora catalana, al Ayuntamiento y a todo lo que pudiera significar implantar una competencia brutal de abultado marcador: seis películas de una sola tacada frente a dos y estrenos al unísono en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla... y San Fernando.

El pez grande se comió al 'último día improrrogable a petición del público' y nadó en océanos durante años. Después se convirtió en uno más, sufrió las incertidumbres de la crisis del sector y definitivamente abandonó continuar su apuesta por el sur para centrarse en la España hacia arriba, aunque en la provincia gaditana conservó los cines de Marbella y las 18 salas de exhibición del centro comercial Bahía Plaza de Los Barrios.

Ahora, la compañía ha echado la baraja en el Campo de Gibraltar. Las salas de cine que se ubican en el Bahía Plaza de Los Barrios han cerrado este martes 18 de noviembre, lo que deja a esta zona de la comarca del Campo de Gibraltar sin posibilidades de disfrutar del séptimo arte en la gran pantalla.

Unos 30 trabajadores están afectados por esta medida, aunque fuentes cercanas a la empresa que gestiona el centro han señalado a Europa Press que “en breve podría haber buenas noticias”.

En las últimas semanas se han llevado a cabo reuniones entre trabajadores, centro comercial y autoridades políticas y sindicales para tratar de evitar el cierre y mantener los puestos de trabajo. Aunque el cierre de las salas de cine en la localidad barreña “es una realidad”, confían que en el plazo de un mes “otra operadora pueda abrir las salas”.

Explican que es ahí donde se están centrando los esfuerzos. Pero la realidad es que aquella empresa que en San Fernando demostró las virguerías de la calidad de imagen y el sonido digital proyectando unos minutos de 'La familia Addams' a los invitados de postín se ha marchado del último reducto que le quedaba en la provincia, aunque no con la misma e injusta indiferencia que abandonó Bahía Sur en una ciudad, San Fernando, que cuando pierde algo parece preferir guardarse los lamentos para sí, sufriéndolos en un silencio casi indolente.

No hay comentarios: