miércoles, 18 de junio de 2014

Autocrítica

Me llaman la atención los locutores de medios televisivos o de radio de otros países en comparación con los nuestros. He visto partidos de fútbol de Colombia y han llegado incluso a ser crueles cuando su selección ha hecho el ridículo. Lo sucedido en este Mundial es para que Del Bosque ponga el cargo a disposición de la FEF esta noche, no para decir que "no toca hablar de eso", pero sobre todo para que, desde el minuto quince del encuentro, los profesionales de la información digan sin pelos en la lengua el bochorno que hemos visto. En lugar de eso, se habla de "mala suerte" y de "los astros que no están con nosotros". Autocrítica, cero, algo muy de este país y de otros ámbitos que conozco, muy dados a no mirarse las heridas o lamérselas mientras se ahogan con la lengua al bramar culpando a los demás de sus errores y fracasos.

En definitiva, me remito a lo que publiqué en facebook el mismo día que ya nos sonrojamos por lo sucedido ante Holanda. Relativicemos, porque tampoco pasa nada. Mañana (esta misma noche) seguiremos levantando el país, cada uno a nuestra manera, nosotros mismos, con nuestro esfuerzo y trabajando 16 horas al día, algo que un futbolista no sabe lo que es ni por asomo. Todos a nuestros puestos y -nosotros sí, desde luego- mostrar la cabeza, la mirada al frente, muy alta.

No hay comentarios: