lunes, 27 de agosto de 2012

Condenas mediáticas anticipadas


Me parece preocupante que numerosos medios de comunicación muestren desde esta mañana titulares en los que dan por hecho que los huesos hallados en Las Quemadillas son de los dos niños desaparecidos en Córdoba. La existencia del informe hasta ahora desconocido y la aparición de restos óseos cierra el círculo de una presunta culpabilidad de Bretón, pero de ahí a dar por hecho algo no probado a través del ADN o los medios oportunos, va un trecho. Es lógico que la sensibilización que provoca el tema suscite una condena anticipada de la ciudadanía, con el riesgo que ello conlleva siempre, pero que los garantes de la libertad popular a través de la objetividad de su actividad y la información veraz se adelanten -o no- a los hechos no probados no es serio ni contribuye a practicar una justicia adecuada con el autor o autores del supuesto crimen ni sus víctimas.

El caso me recuerda a la aparición de los huesos en la arqueta de un piso de la gaditana barriada de la Paz en el año 2005, cuando los medios dieron por sentado que la Policía Nacional, en un show al más puro estilo peliculero americano, detuvo a una persona acusada de matar a su mujer. Durante varios días, y en los medios de comunicación a todos los niveles, se hablaba de un asesino capaz de romper en trocitos a su pobre esposa y ocultar los huesos en una tubería. Al final, aquellos restos eran de un perro.

Por cierto, el forense y antropólogo autor del informe que ha destapado el descubrimiento de los huesos en la finca es Francisco Etxeberría. En esta fotografía se le puede observar en el centro, la capté cuando asistí a las I Jornadas de Exhumación para la Memoria Histórica celebradas en Grazalema en octubre de 2008. Fueron dos días en los que me impresionaron los datos aportados por los investigadores referidos a lo sucedido en los ominosos años de la Guerra Civil y el drama que rodea a las familias que perdieron seres queridos en anónimas fosas. Escuché atentamente al profesor Etxeberría. Me pareció un excelente profesional.

No hay comentarios: