viernes, 18 de mayo de 2012

La prensa vive su peor momento


(Por Juan Varela-Estrella Digital) 

Sin respiro para los grupos de medios en los primeros meses del año. Un 2012 que ya se anuncia como el peor para los medios desde el estallido de la crisis. Todos los grandes grupos de diarios han entrado en pérdidas y sólo el duopolio televisivo de Telecinco (Mediaset) y Antena 3 consigue beneficios, aunque con una fuerte caída. La recesión económica, los recortes en la publicidad oficial, la crisis de la TDT y la lentitud en el desarrollo de los nuevos negocios digitales condenan a los medios otro año de sufrimiento.

Los malos resultados afectan a todos. Unidad Editorial pierde 10,2 millones de euros en el primer trimestre con una ligera caída de los ingresos de difusión de 900.000 euros y los de publicidad un 16,7%. Prisa pierde 8 millones con una fuerte caída en todos los medios menos la televisión de pago y Vocento se deja 3,36 millones en el resultado del trimestre. Hasta el líder de la prensa gratuita, 20 Minutos, vuelve a las pérdidas operativas con 2,7 millones en sus números rojos. Ninguno consigue ni de lejos compensar la caída de la publicidad tradicional por el crecimiento de internet. En el caso de 20 Minutos y Vocento incluso cae la facturación de los diarios digitales mientras en Prisa los ingresos de publicidad online aumentan un 7,6%, por encima de la media del mercado, aunque todavía no alcanzan a los diarios digitales de Unidad Editorial, que consiguen 8,44 millones de euros de internet, el 20% de sus ingresos publicitarios totales. En las televisiones, los canales de la TDT siguen siendo mal negocio para los grupos de prensa. Tanto El Mundo como Vocento recuperan ingresos cediendo sus frecuencias a grandes productoras de contenidos como Discovery, Disney y Paramount. Sólo Telecinco y Antena 3 se aprovechan de los canales temáticos para aumentar su target comercial. Pese a la absorción de Cuatro por Telecinco y de La Sexta por Antena 3, las dos televisiones privadas han reducido sus beneficios. Un 47% hasta 21,2 millones en el caso de Mediaset y un 64%, hasta 7,4 millones, en la cadena de planeta. Pero entre las dos acaparan ya más de tres cuartas partes de la publicidad en televisión.

A la espera de la privatización de las autonómicas, la cola crece en busca de saldos a bajo precio para remediar, al menos en parte, el fiasco de algunos grupos en sus inversiones en las nuevas cadenas de la TDT. Sólo los medios digitales resisten, con un crecimiento del 6,4% en publicidad, la mitad que el aumento de un 12,6% conseguido en 2011. La crisis llega también a los medios digitales y se ceba sobre todo en las webs de diarios y revistas mientras Google, los digitales nativos y las redes sociales crecen a mayor ritmo. Para empeorar la situación, muchos medios sufren el impacto de la caída de la publicidad institucional, tanto del gobierno central como de autonomías, ayuntamientos y empresas públicas. El gobierno ha reducido un 38,2% el gasto en publicidad institucional y comercial hasta 137,5 millones, una caída que se replica en cada administración y que ha llevado a casos como la pérdida del 24% de la publicidad local en la cadena Ser y a una fuerte rebaja en la publicidad de los diarios locales y de sus ediciones digitales. La pregunta es cuántos medios sobrevivirán a este 2012 de recortes, expedientes de regulación de empleo y recesión. Mientras caen los grandes medios, aparecen una miríada de nativos digitales que intentan conseguir lo que no han podido los tradicionales: aumentar la oferta, construir un modelo de negocio sostenible y responder con más fidelidad a los intereses de sus lectores.

Los supervivientes de 2012 serán los líderes de un nuevo escenario mediático que comienza a fraguarse.

No hay comentarios: