sábado, 14 de abril de 2012

Cazador blanco, corazón negro

Juan Carlos I se parte la cadera en la gran puñeta africana mientras practica la noble tarea de cazar elefantes. No es el principio de un chiste, ni una calumnia. Lo dice la prensa, lo publica 'El País' con una fotografía además en la que el monarca posa impunemente junto a un pelopanocha semiteñido mientras un proboscídeo arrumba en tablas, en este caso en un árbol.

Debe ser que el estrés que le provoca la situación en España le ha obligado a marcharse "en viaje privado", que apuntaban las emisoras de radio esta mañana, para cobrar fuerzas, de cara a afrontar la crisis, pegando tiros a los animales que circulan plácidamente por su hábitat natural. Es probable que, visto el asunto, el borbón considere que aquél es también su entorno biológico, su 'Circle of Life' que nos cuenta 'El Rey León' en los primeros tres minutos de película. Primates, lemures y almizcleros bramaban ante la presentación del rey, ¿lo recuerdan? Me refiero obviamente al bebé cuadrúpedo, no a cualquier otro inconsciente bípedo que irrumpa por la sabana para matar el insomnio y lo que se tercie. Eso sí, aquellos animales exóticos todos sin rifle, que es ya rizar el rizo de la ley del más fuerte en la selva, y además, haciendo trampas al blandir un arma de fuego. Los borbones le tienen un cariño a las escopetas tan extraño como peligroso, porque practicar el onanismo con el gatillo se lo enseñan sin rubor a los herederos indirectos de la corona, como se pudo comprobar hace algunos días. Desconozco si al que va a ponerse la corona en un futuro (je) también le han enseñado a pegarse un tiro en los pinreles o entre ceja y ceja a cualquier paquidermo. Seguramente nunca lo sabremos como jamás hubiéramos tenido conocimiento de que el borbón está matando elefantes en Botswana alejado de la puta realidad que vivimos en España si no hubiera sido por el pellejazo que debe hacer pegado en un fangal. O pisando una mierda de tigre. Qué de mierda junta, Dios santo.

Y todo ello un 14 de abril. Lo que les faltaba a los republicanos tricolores para seguir bramando. Como elefantes en cacharrería. O en monarquía llena de cachivaches anacrónicos, de despojos humanos.

Más información en: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/14/actualidad/1334391118_898284.html

Foto: El País.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí Señor. Y además: a) viaje en jet privado; b)safari (36.000 € dicen que cuesta); c)Intervención en hospital privado.
a)+ b) + c) = pagado con el IVA + la subida del IRPF +... todo lo que nuestros impuestos dan de sí. Como decía Mel Brooks en La loca historia del mundo: "Que bueno es ser rey..."

Anónimo dijo...

Que pedante eres escribiendo tio.

JOSÉ CARLOS FDEZ. MOSCOSO dijo...

¿Y por qué me lees, Anónimo?