lunes, 12 de marzo de 2012

La Pantoja y su serie

Lo reconozco, me interesa en cierto modo la serie sobre Isabel Pantoja que emite Telecinco. La vida de la tonadillera no es la de otras figuras del que antaño se llamaba papel cuché. Engarzados sus devenires, dimes y diretes por el hilo conductor de una ambición bien disimulada y la condición de 'femme fatale' de segunda división, la Pantoja ha marcado los tiempos de momentos políticos de relevancia para España. La llamada casposamente 'Viuda de España' no es Carmina Ordóñez, autodestruida sin meter las zarpas en arcas públicas ni en devaneos con personalidades políticas al escandaloso nivel de la madre de 'Paquirrín', que pasó de la noche a la mañana de ser una artista del cante polvoriento a entrar, como un elefante en una cacharrería, en un ayuntamiento de los más prósperos de España en su día, de la mano de un encoñado y torpe de miras, liándola parda mientras la mujer fatal era juez y parte del desmoronamiento de una ciudad, una alcaldía, una pareja y tantas cosas más. Después vino la cárcel para él, un poco para ella, un sumario interminable, un futuro juicio y muchas cuentas que aclarar relacionadas con el erario público y el empresariado privado,... En definitiva, la Pantoja, estrella de medio pelo del celuloide, manjar platónico de poderosas voces de la radio y la televisión, bien se merece un largometraje de sus ansias o una serie en la que, aunque las intepretaciones resulten espantosas, nos cuente algo de lo sucedido, que no deja de ser patente de corso de esta España contemporánea en la que el dinero de todos se mezcla con los líos de faldas. Corrupción material y espiritual, se llama.

El primer capítulo de 'Mi gitana' hizo 3,9 millones de espectadores. Por mucho que Telecinco lo venda como un éxito, es un share muy discreto, dado que no hay competencia en la noche de los lunes y 'Águila roja' alcanzaba los seis millones en TVE hace algo más de un mes. Esperemos a ver qué nos depara el segundo capítulo de un biopic cuya discutible calidad pertenece al ámbito del plano más secundario.

No hay comentarios: