lunes, 23 de enero de 2012

El Concurso del Falla

Estoy en el COAC en los pocos ratos libres. A uno le gusta el Carnaval bien hecho, es decir, alguna que otra agrupación, y he comprado mi entrada por internet. Como no grito no sé qué de la Yerbabuena ni soy político, no entro por la cara en el Teatro. Me llevé en el foso una década porque cerrábamos el suplemento allí con José Luis Porquicho, que hacía un magnífico trabajo, y la portada de cada diario, y desde el foso enviábamos el material por la red. Él escribía y yo corregía. El que sabe de Carnaval es él, yo no. A veces iba al foso también para disfrutar, para qué engañarnos, aunque siempre terminaba echando el vistazo a las páginas.

Ahora, en otras lides ajenas al Carnaval, voy al teatro cuando pillo entradas por internet -lo de guardar cola con sofá, manta, ristra de litronas y paquetes de patatas ensuciando lo dejo para los ociosos- y el trabajo me lo permite. En la noche de este pasado domingo allí estuve para presenciar el colorista y ameno coro de Luis Rivero, una nada convincente comparsa de Quiñones y algunos que se visten de mamarracho siguen creyéndose con derecho a subir a las tablas de tan insigne escenario escudándose en el demagógico lema de la igualdad de derechos, que es algo que empieza por uno mismo. Me pregunto si los tipos esos de 'Una chirigota inventá', por un poné, no se escuchan en el garaje o el cuarto en el que hayan ensayado, no tienen novias o madres que les dén unas buenas collejas o si simplemente poseen delirios de grandeza que les invitan a vestir a uno de ellos de marrón con bigote, flequillo y brazo en alto, salir al escenario varios minutos y sus colegas canturrear en una cuarteta la frase "Adolfo Hitler fue el inventor del gas ciudad". Lo peor es que terminan de actuar y hay quienes les aplauden la bazofia cantada y el mal gusto.

Quedan muchos días de concurso, a ver si podemos disfrutar. Echo tanto de menos agrupaciones con mayúsculas, las últimas escritas con letras de oro, aquellas de los años 2000, 2001, 2002,...

1 comentario:

maile dijo...

Entre tanta cantidad de agrupaciones es normal que no todas sean de calidad, máxime cuando no es la calidad lo que se calibra cuando se ofrece la oportunidad de poder subir a las tablas del Falla, paraiso donde los haya.
En aras de la libertad cualquiera tiene acceso. De donde yo vivo acude una agrupacion que, aunque goza de autor gaditano de renombre, no pasa de preliminares porque, como debe ser, no ha de ser suficiente eso. Es justo. Para eso sirven las preliminares.
Me gustó Rivero y el Bollywood. Se lo han currao.