viernes, 25 de noviembre de 2011

Con la música a otra parte

Rueda de prensa de la organización del Festival Internacional de Música de Cine 'Ciudad de Úbeda'. Los más de cuatro meses esperando que el nuevo alcalde ubetense reciba a sus portavoces sin obtener respuesta ha tenido como resultado la lectura de este comunicado en la jornada de ayer jueves. Tras reproducir el texto, os expongo lo que el compositor Marc Timón ha escrito en facebook al respecto. La red social echa chispas tras conocerse la noticia. No puedo estar más de acuerdo con lo que expone Marc. No obstante, os puedo decir que el futuro se avecina enormemente alentador. Estad atentos a futuras noticias en un plazo corto de tiempo, quizá antes de final de año,...

Comunicado de prensa de la organización del Festival Internacional de Música de Cine ‘Ciudad de Úbeda'

Durante estos meses hemos sido testigos de muchos comentarios sobre lo acontecido en el seno de la organización del VII Festival de Música de Cine. Ha habido varias intervenciones del Gobierno local y también de la oposición.
Nosotros NO vamos a entrar a valorar personalmente lo acontecido. Primero porque somos un colectivo y cada persona que lo integra tiene sus propias opiniones que son personales y no vinculan en nada la postura oficial de la Asociación. Recordamos que NO tenemos vinculación política alguna fuera de las tendencias personales que cada miembro asuma, que es algo, de nuevo, propio de la persona y no del colectivo.
NO vamos a dar datos objetivos (que los hay) pero sí trasladaros que este ha sido el año más duro a nivel de organización y producción local en cuanto al desarrollo del evento se refiere, por varios factores: entre ellos el total desconocimiento y poco interés por parte de la corporación local en la actividad que se desarrollaba y por supuesto la NO ESCUCHA de un colectivo sin ánimo de lucro que ha trabajado POR Y PARA la ciudad durante 7 años. De todo existen hechos y aludimos a la libertad de pensamiento para que cada uno saque sus propias conclusiones.
Reiterar una vez más que, desde la misma entrada del actual Gobierno al Ayuntamiento de Úbeda, hemos pedido audiencia con el alcalde de la ciudad en varias ocasiones (hasta 4) sin éxito alguno aunque sin obviar que SÍ mantuvimos reuniones con la Sra. Josefa Olmedilla (concejala de Cultura y Turismo ), que nos ayudó en todo momento siempre desde su conocimiento de la materia y Francisco Jurado (concejal de Hacienda) que se reunió personalmente conmigo, agradeciendo a este último el buen dialogo, entendimiento y disposición para reconducir las soluciones que desde la Asociación se propusieron para la gestión económica de lo acometido por parte del Ayuntamiento.
También dejar claro que el Ayuntamiento puso a nuestra disposición instalaciones, personal laboral y todos los medios a su alcance que necesitamos para llevar a cabo el VII Festival.
Dicho esto, todos conocéis la historia. La oposición salió en nuestra defensa, nosotros nos reunimos con algunos de ellos, pero viendo que sus actuaciones no tenían la respuesta que nosotros solicitábamos del actual Edil, una audiencia, empezamos a pensar que poco estaba ya de nuestra mano.
Empezamos a pensar que NO interesábamos (que por otra parte es totalmente una postura lícita por parte del Gobierno local) y nosotros queríamos seguir explotando nuestra idea de crecimiento, guardando nuestro pensamiento la misma licitud en tal sentido. Tened en cuenta que nuestra asociación sin ánimo de lucro, organizadora del evento, se circunscribe al territorio nacional y no exclusivamente a la Ciudad de Úbeda, cuyo objeto es fomentar la música para el medio audiovisual a través de la realización de eventos del tipo del Festival de Úbeda, pero con la posibilidad de hacerlo en todo el territorio nacional. (Las decisiones que salgan de una ciudad y que afecten a nuestras actividades lo harán únicamente en el ámbito a las que pertenezcan estas decisiones y si en Úbeda se ha decidido que el Festival no puede tener el apoyo que ha venido teniendo hasta ahora, eso es algo que afectará a Úbeda y no al ámbito total de actuación de la Asociación).
Es por eso que hemos decidido no seguir alargando más esta situación, ni politizarlo más de lo que, para nuestro gusto, estaba llevándose a cabo.
Por estos motivos os trasladamos nuestra IMPOSIBILIDAD bajo esas circunstancias de llevar a cabo el próximo Festival de Música de Cine en la Ciudad de Úbeda. Podéis entender que como ubetenses estamos realmente apenados por esto y que no ha sido para nada fácil tomar esta decisión. Han sido siete años muy duros trabajando para la ciudad y de una manera altruista. Pensamos que ha llegado el momento de dejarlo, con la cabeza bien alta, en el mejor momento del festival y no seguir llevándolo a cabo bajo cualquier circunstancia, algo que supondría si siguiéramos realizando la actividad, una reducción considerable de su nivel y aportación menor (por nuestra parte a la ciudad) de lo que viene siendo habitual, tanto a nivel de ocupación hotelera como de prestigio. No queremos que nuestra idea se vaya marchitando poco a poco.
Antes de darle paso a David, la asociación quiere decirle a todos sus socios y a todos los que han sido fieles al Festival de Úbeda que este no es el final. Queremos que esos 7 años de trabajo y sacrificio sirvan para algo. Y así será. Os aseguramos que muy pronto tendréis noticias nuestras y que en 2012 tendréis Festival (puesto que ya estamos trabajando en ello), eso sí, en otro emplazamiento. Nos os comprometáis para el próximo ver.
Nada más, un saludo y hasta pronto.

(Comunicado leído en rueda de prensa en la mañana de hoy jueves por Agustín Pérez Almagro, portavoz de la organización)

Texto de Marc Timón Barceló en Facebook:


"
Queridos amigos, como compositor quiero dar mi más incondicional apoyo al Festival, un evento que, no lo olvidemos, no proviene de unos grandes empresarios, gestores y mánagers que un buen día con sus amplios recursos deciden crearlo, sino que surge de la simple pero poderosa ilusión de una gente enormemente tenaz y perseverante que en vez de pensar lo imposible que es lo que parece imposible, creyó y acertó.
A mi humilde modo de ver, delante no tenemos un problema de dinero, de ciudades o de asociaciones: tenemos un problema de sensibilidad, y sensibilidad hacia la cultura. Por desgracia, esto no es nuevo. No creo que tengan nada que ver las cenas oficiales, la política u otras cuestiones varias, tiene que ver la educación, la estima por todo aquello no tangible pero que también alimenta el espíritu (en este caso la música) y, sobretodo, la deferencia y la sensibilidad hacia una gente anónima que ha entregado un tanto por ciento elevado de su vida en hacer realidad este Festival y a pasear el nombre de Úbeda por los rincones más insospechados del mundo. No es dinero, es sensibilidad saber ver que en algún plató de Hollywood, en algún momento, se ha pronunciado macarrónicamente la palabra "Úbeda", es saber ver que mucha gente recorremos muchísimos quilómetros para encontrarnos en este sitio y no en otro, es saber ver que la cultura no da de comer pero alimenta y nos hace mejores, más sabios, más ricos. La crisis del bolsillo tiene remedios fatales, la crisis del espíritu y de la cultura no tienen remedio y arrastran a los pueblos a la regresión.
Terminaré citando al buen amigo Conrado Xalabarder, sea suya o no la sentencia, quien decía ayer que "nada desaparece, sólo se transforma". Yo diría más: se reinventa. Delante del abismo hay que reinventarse siendo creativo, imaginativo, buscando soluciones no pensadas o aparentemente descartables; aunque no todo sea cuestión de dinero, suplir problemas de este tipo que puedan surgir con originalidad (aunque sea fácil decirlo y brutalmente difícil hacerlo), llevar la imaginación al límite, repensar el formato y resituarlo de acuerdo a las nuevas condiciones. No descartar nada, no torcerse, estamos en tiempos que todo se tuerce y son un gran reto, una prueba de peso para testar nuestra eficacia y hasta donde llega nuestra tenacidad. Los tiempos actuales nos demuestran que nada es infinito y que nada perdura eternamente, o sea que hay que adaptarse, saber protegerse y pintarse como toca y ponerse la piel que toca. Está claro, no obstante, que en eso ayudaría muchísimo la sensibilidad de la que hablaba antes.
No habría que dudar de la sensatez de alguien que accede a un cargo tan importante como el de Alcalde, le habrá costado su esfuerzo y eso merece un respeto, pero a la vez, implica unos compromisos. Por ese motivo, animo al Sr. Alcalde a impregnarse de la sensibilidad de la que estoy hablando y, más allá de razones, colores y problemas que desconocemos y que seguro que él y el consistorio tienen, al menos quiera extender la mano y tener cerca quienes con la ilusión por bandera han levantado ese enorme Festival y han convertido una ilusión ingenua de niño en una realidad internacional incontestable, tangible, admirable y culturalmente rendible".

No hay comentarios: