viernes, 2 de septiembre de 2011

Policías autonómicas

Imagino que la propuesta de creación de una policía autónoma madrileña será un órdago de Esperanza Aguirre. Me resulta paradójico que María Dolores de Cospedal esté anunciando tijeretazos que ríase usted de Eduardo Manostijeras y la presidenta madrileña vaya defendiendo la cuadratura del círculo. Porque pregunto, en mi ignorancia más básica y primitiva, no por el hecho de que para qué puñetas quiere Madrid una policía autonómica, sino cuál es el motivo por el que existe una comunidad autónoma de Madrid, siendo la capital de España. Lo de la Comunidad de Madrid es el ejemplo de surrealismo más lamentable que ejemplifica la absurda organización territorial, administrativa y política de este país.

No contento con hacer una comunidad de la capital y alrededores, tener una presidenta cuando ya existe un alcalde -con el que está cabreada diariamente- con cientos de altos cargos administrativos que se ocupan de lo que rodea a la ciudad y otras nimiedades con presupuestos inmorales, ahora quiere tener propia poli, cuando uno de los muchos problemas que sufrimos es precisamente la existencia de los cuerpos policiales autonómicos.

La ertzaintza contó con un presupuesto de 710 millones de euros en el año 2010. Los Mossos catalanes tenían reservados para su existencia 655 millones, mientras que la Policía Foral de Navarra contó con más de 53 millones de euros. Lo asombroso es que el cuerpo con sede en Pamplona contaba en 1998 con un presupuesto de 1,4 millones de euros, por lo que en apenas doce años lo ha multipicado por cincuenta. En Andalucía, donde no existe cuerpo autonómico con la estructura y legislación iguales que los anteriormente citados, pretenden gastarse 180 millones de euros en 'independizar' a unas centenares de agentes para tener propia policía.

Un país así no puede funcionar jamás.

No hay comentarios: