jueves, 8 de septiembre de 2011

El aeropuerto de Jerez

Acaban de conectar el aeropuerto de Jerez con el centro de la ciudad por línea ferroviaria. Algo no cuadra, porque no llego a entender cómo el Ministerio de Fomento se gasta doce millones de euros en una infraestructura para un aeródromo del que parece que todos tienen pavor a decir que es una ruina, definicitario por todos sus poros y del que habla bien claro un informe emitido hace tan sólo unos días. El Observatorio de Transporte Aéreo de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) incluye al aeropuerto de Jerez entre los que precisan de realizar “un análisis más detallado que permita concluir si estaría justificado llevar adelante un proceso de saneamiento de su gestión o si, por el contrario, la medida óptima incluye el cierre”.

Ante tan agónica existencia de una instalación con capacidad anual para tres millones de viajeros y del que sólo hacen uso un millón, y que además conviene recordar que su mantenimiento lo pagamos de nuestro bolsillo, se decide continuar con una adjudicación hecha hace varios años -con lo que cuesta aquí terminar una obra- y acaba de inagurarse un apeadero. ¿Para qué? ¿Para quiénes? Es lo que se llama no saber optimizar los recursos en tiempos de crisis para utilizarlos convenientemente en función de la demanda.

Fomento se ha gastado en estos últimos años más de 81 millones de euros en poner parches para dar la sensación de que estamos manteniendo un enfermo con ventilación mecánica en la que soplamos todos, que cada vez que pillamos un avión nos da por mirar antes los vuelos que salen de Sevilla que los de Jerez, donde hace tan sólo varias semanas ha dejado de operar otra compañía -una más-.

Ana Huguet expone hoy en El País: "En el último ejercicio las estadísticas arrojaron cifras negativas. Jerez perdió un 3,5% de usuarios, mientras que la media nacional de viajeros se incrementó en un 2,7%. Las distancias aumentaron en Andalucía, donde Sevilla o Málaga registraron repuntes de en torno al 4%. Vueling, Ryanair, Air Nostrum y Flyniki han cancelado vuelos a Barcelona, Madrid, Londres, Bilbao y Viena. Este invierno, La Parra sólo conectará con seis destinos".

No hay comentarios: