sábado, 7 de mayo de 2011

El sindicalista Salvador Mera

Salvador Mera, al que no conozco personalmente ni tengo interés alguno, no es un blasfemo ni probablemente arderá en el infierno. El sindicalista gaditano es un torpe de cojones y un cateto de tomo y lomo. Que insulte a Juan Pablo II calificándole de 'gorfo' (sic) se suma al infinito rosario -nunca mejor dicho- de vituperios que reciben hoy día los hombres y mujeres relacionados con la Iglesia. Uno más hace un poco más fuertes, paulatinamente, a los creyentes. Nada nuevo bajo el sol. Pero que este individuo diga en voz alta y en un acto público que se juega el "barza-barcelona" y no sepa enlazar más de dos palabras sin hacer sangre sobre la gramática española es algo que provoca una vergüenza ajena y un bochorno que raya lo grotesco y que viene a demostrar en manos de quiénes estamos los trabajadores de este país, además de las pocas ganas que pareces tener por granjearte el respaldo de los ciudadanos a los que se supone que les arengabas en un acto que daba pena comprobar el poder de convocatoria que tienes tú y los que te mantienen en esa mediocre poltrona ugetista en la que te han colocado.

Yo de ti pedía perdón. A los creyentes porque toda España sabe quién es realmente un golfo desde el pasado 1 de mayo. A la Real Academia Española de la Lengua por convertir nuestro rico idioma en un compendio de brutalidades salidas de tu viperina lengua. A los trabajadores por tu sonrojante demagogia, y finalmente, al Barsa y al Madrid, qué coño...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=H7VqIMhe5CA

Por cierto: magnífica respuesta a tus barbaridades la del hermano mayor de la Hermandad del Santo Crucifijo de la Salud de Jerez...

http://www.sanfernandocofrade.net/noticias/varios/cartaluiscruz.pdf

No hay comentarios: