viernes, 9 de abril de 2010

Los cortos de Antonio Labajo


El baluarte de la Candelaria gaditano se convirtió anoche en la sala cinematográfica donde mi buen amigo Antonio Labajo Altamirano presentó su nuevo cortometraje, Se alquila. Aprovechó la ocasión para, ante un centenar de invitados, proyectar sus dos anteriores trabajos, La penúltima y RIPEM, que en internet podéis buscarlos y visionarlos.
Que se ruede en Cádiz siempre es motivo de satisfacción, y reunir a cien amigos entre los que no sólo se encontraban caras anónimas y 'personajes' gaditanos sino también artistas como Antonio Martínez Ares -que hace un papel en Se alquila y compone la música original- es algo que no logran rimbombantes instituciones subvencionadas con conferencias a las que acuden cuatro gatos. Allí estuve yo porque a Antonio y a sus hermanos/as los conozco desde hace muchos años y echamos un buen rato tanto en la proyección como en el tapeo posterior.
Le reconocía a Antonio que La penúltima es su obra que más me agrada. Me gusta esa frescura, amén de una temática recordatoria del famoso La cabina pero en un bar del gaditano barrio de El Pópulo, lo que le da un punto inigualable. Me gusta 'El Nono' haciendo de camarero al más puro estilo kubrickiano en El resplandor, -impagable además mandando a callar- la copla flamenca en su justo punto, el largo plano-secuencia del protagonista sentado en el wc al inicio,... De RIPEM me quedo con su factura técnica y su elenco actoral, con Manuel Tallafé y Manuel Morón, aunque es probable que si hubiera sido 100% Labajo hubiera irradiado un cierto calor del que carece en su exposición. Y Se alquila es muy recomendable por su temática y su mantenimiento de la tensión en una historia autoencauzada para evitar confusiones sinópticas de las que sale airoso.
Admiro esa capacidad de mi amigo Antonio para seguir en la brecha, amar el cine de esa manera, y siempre recordaré aquella edición de Alcances de 1997 donde él y sus hermanos Rafa en la dirección y Luis en la producción estrenaron aquella maravillosa salvajada llamada Perros, que ya he reivindicado visionarla nuevamente aunque sea en una sesión privada entre los colegas, que para eso fui el jefe de prensa de 'aquello'. Felicidades y a seguir en la brecha.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Suscribo todas tus palabras querido José Carlos, es un orgullo para los gaditanos contar entre nuestros conciudadanos con personas como los Labajos Altamirano, gente que se dejan la piel por lo que aman y que jamá se rinden ante las adversidades. Los apellidos Labajo Altamirano son sinónimo de ingenio infinito y chorreo de ideas maravillosas. Antonio Labajo, la leyenda continua...... Suso Suzuki Santana

Anónimo dijo...

Que digas que RIPEM tiene una buena factura técnica denota ceguera temporal entre otros problemas de salud.

JOSÉ CARLOS FDEZ. MOSCOSO dijo...

¿De verdad, anónimo? Es probable que padezca problemas de salud, aunque creo que amnesia no. A mí no se me olvida mi nombre, a ti sí por lo que veo, especialmente a la hora de criticar a los demás por su trabajo o por ser ciegos temporalmente. Saludos.