jueves, 22 de abril de 2010

Alicia de Burton


Yo de vosotros no me perdería Alicia en el país de las maravillas Made in Tim Burton. El cineasta que fue capaz de hacer joyas como Eduardo Manostijeras, Ed Wood o Big Fish, salvajadas de temáticas dispares(Mars Attack!, Sweeney Todd) o alguna que otra obra menor (Rodarán cabezas, por poner un ejemplo, o la innecesaria versión de El planeta de los simios) se mueve como pez en el agua en un filme con guión tan delirante como su mente.
A través del espejo es una historia que resulta como anillo al dedo para Burton: animales que hablan sobre espacio-tiempo, personajes que aparentemente deliran en su surrealismo como el Sombrerero loco y líneas que convergen entre lo real y onírico conforman materia de primer orden para un genio majareta como él. Si a ello unimos su particular retoque de la historia, con una Alicia adolescente a la que el personaje de Johnny Depp está loco por meterle mano, un gato que trata de fornicarse a un sombrero de felpa y una reina cabezona en otro ejemplo de lo que malquiere Burton a su esposa, nos encontramos ante un peliculón. Suprimid el absurdo baile de break final, la canción de los créditos de clausura -se echa de menos otro temazo a la usanza de los que suenan en el resto del filme compuestos por Danny Elfman- y, obviando esas zarandajas, estamos ante uno de los productos más interesantes del año. Ojo a la estética general, pero para deleitarse de veras con las cartas y el vestuario del Sombrerero loco. Yo ya le pillé la medida antes de estrenarse la película y estos Carnavales me disfracé de él.

No hay comentarios: