martes, 21 de julio de 2009

Ninguneo de Tenerife con Úbeda

Cuatro días intensos para mis compañeros del Festival Internacional de Música de Cine 'Ciudad de Úbeda'. Un sueño cumplido, alcanzar el quinto año con compositores en la localidad jiennense de la talla de Patrick Doyle (Mucho ruido y pocas nueces, Frankenstein, Atrapado por su pasado), Michael Giacchino (Los increíbles, Ratatouille, Star Trek 2009), Christopher Young (Homicidio en primer grado, Atando cabos, El exorcismo de Emily Rose) o los españoles Roque Baños (Carreteras secundarias, La Comunidad, Alatriste) y Fernando Velázquez (El orfanato). A ellos, con otros de igual relevancia, se han unido Colette Delerue, viuda de Georges Delerue, quizás el compositor europeo más importante de la historia de la música de cine junto con Ennio Morricone. Ya hace varios años estuvo en Úbeda Carol Goldsmith, la viuda del gran Jerry Golsmith,...

Un problema insalvable familiar me ha impedido estar estos días en Úbeda. Tras diez meses de denodado esfuerzo por participar en la estrategia para dar a conocer el festival más de lo que era, cambiar la imagen del departamento de Prensa y esperar ansiosamente estas jornadas como premio a tanto esfuerzo de una organización que ya alcanza el medio centenar de personas, he tenido una mala fortuna de narices. Afortunadamente, todo ha sido un susto. Grande, pero susto 'arreglado' con un retoque. Tras cuatro años acudiendo a Úbeda, estos días me ha faltado algo que necesitaba. Otra vez será.

Pero mis problemas no son los del festival, afortunadamente. Y aún no he tenido una conversación detallada con David Doncel, el director de todo este tinglado, porque debe estar arrastrándose de cansancio por los jardines y monumentos ubetenses. Seguro que todo ha salido a pedir de boca. Ya estos días lo comentaremos.

Hablábamos hoy de problemas y no míos, sino del festival. Y sí, tiene uno. Se llama ninguneo e ingratitud. El problema es más de otros, pero afecta. Miren que son dos conceptos que jamás perdono. Por eso dirijo hoy mis palabras a Diego Navarro. El director titular de la Orquesta de Tenerife y compositor de la banda sonora de La puerta del tiempo lo podéis ver en la foto de hoy conversando conmigo. Esa imagen la captó un congresista que fue a Úbeda hace cuatro años, allí nos pilló charlando de cine y música. Diego Navarro se quedó encantado del ambiente que se estaba gestando en este congreso -ahora ya festival-, se le trató maravillosamente y desde entonces han ocurrido cosas en estos dos últimos años. Navarro ha querido trasladar a Tenerife el festival de Úbeda y ha montado allí Fimucité, título que le ha dado a un congreso de varios días al estilo de la localidad jiennense con la asistencia de músicos de cine y conciertos. La pasta la pone primordialmente el Cabildo Insular.

No voy a dejarme llevar por ser miembro de la organización del Festival de Úbeda. Digamos que, como amante de la música de cine, me parece extraordinario que en España no sólo exista un evento de este tipo, sino dos, y si se pudiera (el festival de Úbeda cuenta con un presupuesto de más de 100.000 euros y los organizadores no cobran) tres, o cuatro. Pero siempre con la máxima del respeto y de la gratitud.

Me gustaría dejarle una cosa clarita a Diego Navarro, con el que además tuve conversaciones para traerme a Cádiz a la Orquesta de Tenerife que él dirige para ofrecer un concierto de música de cine. Y a Diego le digo que deje de meter la pata con las declaraciones que hace en los medios. Hoy martes, hace apenas una hora, lo he oído en el programa De Costa a costa de Punto Radio y ha dicho que Fimucité ya es el mejor evento de música de cine del mundo por ser único en estas características. Perdona, Diego, pero nada te da derecho a ningunear a Úbeda. Tú has estado en el festival ubetense conmigo (la foto lo demuestra) y sabes que este encuentro sigue siendo punto de referencia primordial en su ámbito. Y no lo digo yo, ni David Doncel, ni Marcelino Sánchez, alcalde ubetense. Lo dicen en Estados Unidos, en Inglaterra, en los medios nacionales e internacionales, en Francia donde se le ha premiado por su contribución mundial a la música cinematográfica,... y lo dicen los cinco años ya cumplidos con la presencia en vivo de John Debney, Basil Polidouris, Sean Callery, Don Davis, David Arnorld, Bruno Coulais, John Scott, los mensajes grabados de ánimo de James Newton Howard, de Emma Thompson,...son cinco años ya, Diego, y Fimucité tiene su mérito (comienza en las próximas horas, porque además lo han hecho casi coincidir en fechas con Úbeda) y te traes a gente curiosa como Mark Snow o Jan AP Kaczmarek, pero no quieras arrimar el ascua a tu sardina porque además no sé cuál es el objetivo. No lo necesitas, este tipo de eventos no se hacen con petulancia o dando codazos a otros colegas, sino con humildad y tenacidad. Así que deberías explicar porqué haces esas declaraciones, con la cantidad de cosas que puedes decir, y sabiendo que el ambiente está caldeado en Úbeda contigo.

Yo no soy un fanático de nada, ni soy David Doncel. Lo que te digo, colega, lo hago desde el cariño, te aseguro que objetivo, a la música de cine. Y a las actitudes caballerosas y gentiles. Así que recapacita, es mi consejo, y adopta otra filosofía. Ah, y felicidades. Deben estar muy bien los actos previstos por el aniversario de Alien. ¿Lo ves? No pasa nada por reconocer las cosas. Cuidate.

2 comentarios:

José Carlos Fernández dijo...

Saludos cordiales a tod@s l@s lector@s de 'Arroz Amargo'.
Estoy recibiendo numerosos comentarios sobre el asunto del festival de Úbeda y Fimucité. Sólo os digo que, como es costumbre en este blog, no permito descalificaciones personales ni insultos. Tampoco suelo permitir comentarios anónimos. Yo tengo nombre y apellidos y todo lo que publico en cualquier formato lo hago bajo mi responsabilidad. Os doy las gracias por participar pero os ruego evitar comentarios que contengan descalificaciones personales.
Joder, que tampoco es para que exista tanta crispación y rencor, chic@s,... ;-) . Gracias y viva siempre la música de cine.

GORI dijo...

Hola a todos, soy Gori de Palma de Mallorca, miembro de la Asociacion Balear de Amigos de las Bandas Sonoras.
Acudimos al festival desde el inicio y suscribo personalmente tus comentarios respecto al festival.
Espero que siga durante muchos años mas.