miércoles, 11 de marzo de 2009

11-M

En recuerdo y memoria de las casi dos centenares de víctimas de los atentados de Madrid en un día como el de hoy, hace cinco años.

El modesto cartel protegido entre velas encendidas pregunta por qué. La respuesta es compleja. Yo tengo mis particulares causas. ¿Por qué? Porque repetimos una foto de los dictadores totalitaristas de hace setenta años pero ahora con otros apellidos, citados en las Azores. Porque cosechamos una amarga y desproporcionada mies que jamás la vimos tan cercana. Porque el ser humano no aprende. Porque el servilismo es hermano del silencio y el silencio es enemigo de la libertad.
11-M: nunca más...

No hay comentarios: