viernes, 6 de febrero de 2009

Tornado. En sensurround gaditano

Cachondeo en Cádiz. Primero novelería, después miedo y al final... guasa gaditana. La mejor porque nunca se para de rizar el rizo surgiendo pamplinas de las buenas y la peor porque al final somos como los de Bienvenido Míster Marshall pero esperando a un tornado sin barras ni estrellas. Estrellados los de Subdelegación y algunos alcaldes de por aquí. Que viene un tornado. Y la novelería ya se convierte en el primer síntoma del acojonamiento. "Niña, que te llamo pa que cierre las ventanas y eche las persianas. Todas, todas, que dice la radio que viene un tornado a las tres...". "Po yo ajín no voy a trabajá por la tarde". El tornado surgía como la broma de la bomba en el colegio cuando éramos enanos y todos para casa, qué alegría. Pero para muchos ayer iba a ser el Apocalipsis, con el séptimo ángel bajando del trono y vertiendo sobre las palmeras de la Avenida sangre y fuego. Ni en las películas de catástrofes de los setenta. Ríase usted de Aeropuerto, que para eso en Cádiz no hay. Tornado. En sensurround. Estreno a la hora de Amar en tiempos revueltos en La Primera para hacerle la competencia.

Pero del miedo a la guasa porque el tornado se quedó en otro chaparrón de los que no me dejan secar la colcha desde hace seis días; e incluso solecito provocador para reirse en nuestra cara. Como guinda al esperpento, los comentarios de los gaditanos tras el 'bluff' de la idea de que el fin del mundo empezaba al lado del puente Carranza. Viendo que la cosa era como de coña, todos a los comentarios en las ediciones digitales de Diario de Cádiz y La Voz. Ni ardiendo Cádiz por astilleros hay tantos comentarios en una noticia. Si las chirigotas quieren sacar letras para sus próximas actuaciones, que los autores se vayan a lo que han escrito los gaditanos sobre el tornado. Arte puro.

En Diario de Cádiz no tienen desperdicio. A las 21.22 horas, Lo sé todo escribe: "Yo no sé si ha pasado el tornado o no, pero yo sí he pasado la aspiradora". Empieza la risa floja. Twister Again (atención al nick) dice un ratito antes: "Lo más parecío a un tornado que ha visto la gente en Cádiz es una lavadora centrifugando. Y sin separar la ropa blanca de la coló. Cohedlo ahí". Ya me está empezando a dolé el lao. Julio dice lo siguiente para dar pie a la descojonación popular: "Sr. kioskero deme usted un tornado de camy" "No me kedan" "Da igual, estoy aburrio, deme un pirulo, yo lo quería pa metérmelo por el c---". Al suelo me voy ya con Aire, aire, pasa, pasa, cuya pregunta es digna de que la conteste Protección Civil: "¿Ya podemos quitar las maderas clavadas de las ventanas? es que aqui se han peío y esto no hay quien lo aguante". Caitano, a las seis de la tarde, ya lo tenía claro: "Ahora mismito voy a ponerme una rebequita...".

La Voz tiene un compendio de frases de gaditanismo que me he visto obligado a hacer aquello del copiar y pegar para enmarcarlas en el pasillo de mi casa. Prepárense para ir del tirón al cuarto de baño o se lo harán encima. A las 18.42, un tal Esto sólo pasa en Cai aclara lo sucedido y escribe: "Para promocionar su nuevo disco, el famoso cantante vasco Aitor Nado tenía prevista su llegada a Cádiz a las dos de la tarde, pero debido a una emergencia meteorológica se ha pospuesto su llegada para otro día". Lala, a las seis y media, pregunta: "Pero ¿se puede tender la ropa o no?", y Amet le replica a las 18.38: "Claro que sí, tiéndela en Cádiz y vete a recogerla a Conil...". Me parto. Antes, a las 17,10 horas, un tipo con nick Soy el tornado dice: "Vengo del cortinglé. Nos tan ni las dependienta io....no veas to lo que he mangao .....grasias". Ofú, que me estoy meando ya...

Tonaditis, a las 15.13 horas, también tenía claro hacia dónde iba el tornado: "Lo acabo de ver cogiendo en direccion prohibida por la calle la Rosa subiendo por Jesús Nazareno, este es que va al Falla". y Rafa G es más cauteloso: "En vez de rebequita me ví a poné dos plomás de pescar en los tobillos". Chari ya me lleva al suelo del todo con el descojone tras leer su frase: "¡¡Siiiii, es verdad¡¡, yo vivo en la avenida y veo el paseo maritimo desde mi casa, y hay un mazo de gente y a lo lejos se ve venir como un embudo pequeño de color gris. Seguro que dentro del cucurucho hay pescao frito. A ver si alguien cuelga las fotos que nos vamos a hartar de reir". Y José Antonio, a eso de las cinco y pico, dice: "¿Alguien sabe a qué hora pasa?... he sacado a mi mujer al balcón, pero ya se está mosqueando... ¿Podrá el tornado con 70 kilos?". Como culmen del delirio gaditano y sopena de que me reviente el costao de reírme, os pongo un último ejemplo que es ya para partirse del todo: "Naaa... Eso es un levante encabronao y poco má".

No hay comentarios: