martes, 13 de enero de 2009

Resistencia

Tenía ganas de ver la nueva película del director Edward Zwick. La temática me pareció teóricamente manida, sobre todo viniendo de un cineasta que logró interesar con la historia del batallón de hombres negros en Tiempos de gloria (su mejor película sin duda alguna y una de las mejores bandas sonoras de James Horner) o la eficiente El último samurai. En ambos, Zwick demostró sus cualidades para rodar secuencias de acción o batallas, y Resistencia se prestaba a otro nuevo ejemplo de pulcritud bélica. Tampoco conviene olvidar Traffic y Diamantes de sangre.

En definitiva, un eficiente director que en esta ocasión narra la historia de un grupo, paulatinamente más numeroso conforme avanzan los hechos, conformado por judíos bielorrusos perseguidos por los nazis, con el hilo conductor de tres hermanos y Daniel Craig llevando la batuta de la historia.

No me defraudó Ed Zwick en el aspecto que esperaba de él, aunque la tijera tendría que haberla aplicado en pleno corazón del filme y haber dejado 20 minutos para la edición especial en DVD de esas que no me explico porqué tienen tanto interés al incluir lo cortado por el director si precisamente lo ha suprimido porque sobra. El filme remonta, logra media hora final notable y en general constituye un pulcro ejercicio cinematográfico con exceso de metraje como principal defecto pero con un conjunto de virtudes, aunque demasiado técnicas como para que lleguen directamente al espectador, que creo que olvidará la película a las dos semanas de verla.

No obstante, os la recomiendo, siempre que nos olvidemos de comparar a Craig en determinadas secuencias con Robin Hood o con el mismísimo William Wallace. Y disfrutar de la excepcional fotografía de Eduardo Serra. No puedo decir lo mismo de la banda sonora, compuesta por mi admirado James Newton Howard. El tipo que hizo joyas como El príncipe de las mareas, Viven o El protegido ha recurrido a un estilo demasiado identificado con este tipo de filmes, recuerda con sus cuerdas indefectiblemente a John Williams y La lista de Schindler apostillado por la temática del filme y, aunque en ocasiones deja muestras de su gran manejo de la armonía y su inclusión en las escenas es más que notable, su score no aporta nada nuevo.

No hay comentarios: