lunes, 29 de diciembre de 2008

Reencuentro

Siempre es bueno el reencuentro con los que fueron compañeros de trabajo durante años y por ende convertidos en amigos gracias a la buena sintonía que existió (y existe) entre nosotros. Por eso no podía faltar esta vez a la cita con Luisa, Patete, Álex y Nuria. Con el trancurso del tiempo se han ido cayendo algunos, sus razones tendrán o quizás ninguna de peso pero sí de cambio de perspectivas de vida y amistad, y otros como mi buen amigo David, que ¡me cachis!, no hay manera de que coincidamos de sarao porque, o estás liado, o lo estoy yo.

Recordar frases antológicas, personajes de aquellos años noventa con los que lidiamos y comprobar que hay futuro mientras degustamos comida asiática y después un par de copas en Medina con los estupendos dulces de Sobrina de las Trejas constituyeron una alegría navideña para mí en tiempos de difícil sonrisa.

Os quiero y hasta la próxima. Mientras, sed felices.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Querido, cuanto siento lo de tu gripe, siempre has estado muy cerca tu de las calenturas. Muchas gracias por tu comentario sobre el ratito que compartimos y sobre todo por tu amistad. Ve reservandote el sabadito de Feria que será la proxima (D.M). Muchos muchos besos y tenemos pendiente el viajecito en la furgoneta del Equipo A. Por cierto, soy Laly Soldevilla, que esto no me deja publicar la entrada.