martes, 9 de diciembre de 2008

Anuncios en tv y radio

España y Argentina se llevan la palma a nivel internacional en la creación de anuncios publicitarios para televisión en cuanto a calidad se refiere. La realidad es que, de lo poco que la veo, lo que más me interesa de ella son las creaciones publicitarias. Antes, en los intermedios, se aprovechaba el tiempo para freír un puñado de patatas con huevo para cenar o cumplir con la obligatoriedad de miccionar. Ahora meo en plena trama de Gran Hermano o en un programa de esos para destripar la vida privada de los famosos.

Navidad es época de anuncios. El Almendro, con acertado criterio, nos vuelve a mostrar al hijo que regresa a su hogar con la famosa leyenda "Vuelve, a casa vuelve". El calvo de la Lotería no aparece, ni la música de Doctor Zhivago (sí, el temita famoso era de Maurice Jarre para la banda sonora de la película de David Lean), si bien la animación de los personajes es un prodigio. Le falta algo de sangre, de gancho, pero es agradable.

Siempre están los absurdos anuncios de colonias, con alguien que en francés dice una frase de esas que debe doler la garganta al pronunciarla de esa manera. Aparecen pivas vestidas de caperucitas o cruces en escaleras de sujetos con cara de placer por el mero hecho de olerse el sobaco. Tan glamurosos en decoración como ridículos en temática. O individuos con máscaras, con la cara pintada por su peor enemigo,... Los de perfumes son los que peor llevo, e inmediatamente espero que la parrilla de publicidad programada me permita ver el anuncio de protección de los niños auspiciado por el Gobierno con esa mezcla de sombras chinescas y colorido que me parece el mejor del año. O aquello de "¡Cállate! ¡Tú no sabes nada! Al menos sé que la pechuga de pollo está a cuatro con noventa y cinco euros en Supersol" y su correspondiente "Olé qué precios...". Tan cutre como desternillante. Lo digo en serio, que conste.

Otras cosas son determinados desaciertos. El anuncio de Movistar con Papá Noel informado por uno de sus empleados de que la promoción "va a ser una bomba" y todos asustados hasta que lo aclara el bicho en cuestión me parece de mal gusto precisamente por esa frase. No estamos en tiempos de bromear con los explosivos ni sus circunstancias. O en radio, que ahí sí que me cuesta trabajo decir que estamos a la cabeza mundial en creación. Esta mañana me pegué chocazos con los quicios de mi casa al oír una cuña publicitaria en una emisora de radio en emisión a nivel provincial de una empresa de venta de motos en el que un tipo, simulando voz femenina sarasona, culmina su brillante perorata diciendo que "Yo, para paquete, el de mi novio". Todo un ejemplo de imaginación y buenhacer publicitario. Es la misma casa -Punto Radio- que se empeña en promocionarse diciendo aquello de "la única emisora pensada para escucharte a ti", cometiendo una redundancia clamorosa e impropia de un medio de comunicación. Curioso. El único profesional a nivel nacional que en esa radio lo dice correctamente cuando le corresponde pronunciar la frase o en su cuña promocional es Luis del Olmo, que nos recuerda todas las mañanas que Punto Radio es "la única radio pensada para escucharte". El "a ti" lo elimina, a pesar del lumbreras publicitario de esa emisora que decidió en su momento destrozar el idioma una vez más. Y por la noche, mi admirado Félix Madero en De Costa a costa, no la dice. Vaya pedazo de programa y profesional honesto, don Félix, con los comentarios de Urbaneja, el juez Oubiña y Míster Dato. De Costa a costa es un programa que no parece pertenecer al presente porque su calidad es inmensamente superior al resto de espacios de cualquier emisora.

Por cierto, y regresando a la TV... ¿Qué habrá grabado Coca Cola para este fin de año?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

comparto tu análisis plenamente;salvo la apreciación del que posiblemente sea el mejor anuncio del año. En mi opinión, sería el de Caldo de Navidad ANETO. Su estética, la idea, la calidez que desprende, su carácter efímero.Lo curiosoesque, en realidad, es un caldo exquisito que genera una duda vital: si me gusta muchísimo..¿lo podré tomar en Agosto?

José Carlos Fernández dijo...

Cierto, el anuncio del Aneto está francamente bien, y el caldo no está nada mal, pero es caro de cojones. Lo de degustar este producto en agosto no sé, yo he llegado a comer mantecados de La Perla de dos pisos en julio, pero caldo navideño en pleno estío...

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe como se llama la música del caldo de navidad aneto?

gracias.

http://www.youtube.com/watch?v=owOsXWcbyRQ

Jose Manuel Solano Ortega dijo...

La canción se llama " courtyard tea"

Jose Manuel Solano Ortega dijo...

La canción se llama " courtyard tea"