martes, 11 de noviembre de 2008

Buen camino






Más de 350 periodistas participaron ayer en la concentración y manifestación por las calles de Cádiz para mostrar su rechazo ante la precariedad en el empleo y los despidos producidos durante los últimos meses, que se han convertido en la gota que ha colmado el vaso de tantos años de silencio.
A tenor de la participación y el ambiente disfrutado, se puede decir que los periodistas hemos emprendido un buen camino, el de defender de una vez por todas los derechos que nos asisten ante las políticas de empresa de determinados grupos mediáticos que, lo peor de todo, no se sabe hasta dónde llegarán y cuál será su futuro ante la oprobiosa cosecha que están recolectando con sus decisiones, entre las que no sólo figuran la de despedir a sus profesionales.
Aunque sea por un motivo reivindicativo y en las circunstancias por las que estamos pasando muchos, siempre es grato encontrarte a periodistas con los que compartistes años pasados que ahora ejercen en otros medios o incluso fuera de la provincia. Ha sido emotivo sentir la unidad de los periodistas de los medios con los de los gabinetes de prensa, redactores gráficos con los cámaras de televisión, locutores de radio con responsables de ediciones, periodistas que escriben de política con los de deportes,... Han faltado los que todos sabíamos que no irían. ¿Acaso alguien los ha echado de menos?
Me satisfizo esa ansiedad por atender a tanta gente que te saluda y te pregunta cómo estás, a los que casi no puedes darles la atención que se merecen ante tantos compañeros interesándose por ti y yo por ellos. Me queda la plena satisfacción en el ámbito personal de recordar momentos inolvidables durante mi ejercicio de esta profesión, como aquel día de noviembre de 2005 en el que comuniqué a toda la redacción de Cádiz Información -de la que era su director- mi marcha temporal al Cádiz CF para emprender nuevas metas, recibiendo una cerrada ovación de casi una veintena de personas, al unísono. A esa gente no le puedes fallar, estés donde estés a lo largo de tu vida. ¿Aplaudirán las redacciones de los periódicos a algunos que tenemos en mente? Del aplauso no se come, que dirán esos para engañarse, pero os garantizo que se duerme muy bien y se pasea uno por Cádiz con la cabeza muy alta. Otros no creo que lo puedan hacer.
Me alegré de que Ana Fopiani leyera el manifiesto y escucharla durante el día en las diferentes emisoras de radio. Los medios, en general, parecen haber cumplido y han permitido que los propios periodistas se hayan hecho eco de esta movilización. No todos, claro está si observamos la trayectoria y filosofía de alguno que otro, pero sí los más leídos, vistos o escuchados. Con esos basta. Precisamente Ana Fopiani fue compañera mía en la empresa que ha prescindido de ella y de mí, y conozco su buen hacer profesional desde que en 1994 comenzamos a trabajar juntos.
Es el primer paso serio para continuar por la senda del buen camino, para acabar con el pisoteo de la profesión. Ahora hay que seguir insistiendo con la clase política, que en todo esto tiene mucho que decir, hacer uso de las inspecciones en los centros de trabajo y realizar un pormenorizado pero urgente estudio de las situaciones comunes y concretas de los periodistas en cada medio para comprobar si se aplican convenios, horarios, etc. Como hemos visto, como todo en la vida, es cuestión de voluntad, tesón y creer en uno mismo. Y en la verdad, claro está, y así pasear, insisto, con la conciencia tranquila. Y la cabeza alta, sintiéndome querido.
La foto 'del pájaro' con una pancarta es de mi amigo y fotógrafo Israel J. Poveda. El resto son de mi modesto móvil.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ojalá fuera cierto y las valientes acciones que muchos periodistas llevásteis a cabo con esa manifestación se materialicen, pero me reservo mis dudas al ver el tipo de inspección que Trabajo ha realizado en CRN y Publicaciones del Sue. ¿Por qué el inpector no coge un contrato y mira qué hace un licenciado en periodismo trabajando con la categoría de una limpiadora (con todos mis respetos) sin descansar y con el miedo a protestar siempre en el cuerpo porque hay 20 mil dispuestos a coger su puesto? ¿los periódicos sólo se sustentan con auxiliares??