martes, 28 de octubre de 2008

ONO, otra sangría pretextuada

Ya tenemos oficialmente, a tenor del número de casos que se están dando, una forma ágil y encubierta de echar a la calle a miles de trabajadores mostrando cara de víctima acompañado de sutiles encogimientos de hombros. "Como hay crisis...".

Los casos proliferan, los empresarios se esconden tras el escudo de una coyuntura económica adversa que convierten en arbitraria y que jamás toca a sus bolsillos ni a los lacayos a su alrededor (suelen ser ejemplos de inútiles que no tienen ni puta idea de cómo ejercer el puesto que ocupan). De manera que como nadie compra televisores, rescinden contrato a los que fabrican sus componentes, pero la ejecutiva de la empresa tiene beneficios acojonantes (deberíamos hacer más el sano ejercicio de acudir al Registro Mercantil entre otros organismos para comprobar cosas que nos dejarían perplejos); si no se venden móviles, se cierran tiendas con chavales trabajando ocho horas por 600 euros, un sueldo que es el precio de cuatro celulares vendidos en una mañana. Si no se contratan paquetes de Canal +, se recorta por abajo, y si ONO cierra el año 2007 con 1.616 millones de euros de ingresos y 642 millones de beneficio operativo (EBITDA), pues qué mejor que echar a la puñetera calle a 1.300 trabajadores, un tercio de su plantilla, como se acaba de anunciar. Eso sí, también deberíamos extender la investigación a las nóminas de los mandamases de ONO y comprobar el número de sus dígitos. Los políticos aseguran que se congelarán sus sueldos para 2009. ¿Y los empresarios y sus perros de presa? Ah, que estamos en la llamada rimbombantemente "economía de mercado", eufemismo del todo vale por encima de injerencias en la caja del rico...

La Federación de Transportes y Comunicaciones del sindicato UGT, tras una reunión de urgencia, ha decidido rechazar el ERE y ha anunciado que estudiará si toma acciones judiciales para impedir su aplicación, según publica El País.

En un comunicado, ONO explica que, a pesar de sus esfuerzos por mantener el empleo durante 2007 y en la primera parte de 2008, el "agravamiento" del entorno y las malas perspectivas macroeconómicas obligan a la compañía a tomar esta "dolorosa medida". En los próximos días, la empresa fijará la fecha de la convocatoria de apertura del periodo de consultas y la constitución de la mesa negociadora.

El futuro plan de ONO para afrontar el "drástico empeoramiento" de la situación económica contempla, asimismo, una reducción de los costes "acorde con la caída de la actividad en el actual contexto del país", así como medidas para incrementar la calidad del servicio y la atención a los clientes. Además, dentro de estas medidas, la compañía acordó en julio con el sindicato de bancos una mejora de las condiciones de la financiación por 3.600 millones que obtuvo en 2007. El operador, que ofrece servicios de teléfono, televisión e Internet de banda ancha a través de su propia red de fibra óptica a seis millones de clientes, ya tuvo que llevar a cabo un ERE en 2006 que afectó a más de 700 empleados tras la absorción de AUNA. La empresa, que se creó hace diez años, ha lanzado este mes sus primeras ofertas de Internet ultrarrápido (50 y 100 megas).

Por su parte, UGT afirma que no va a entrar "en los aspectos macroeconómicos negativos que todos conocemos y que en ningún caso entendemos desde este sindicato sean excusa suficiente para adoptar una medida como la que nos han anunciado. Desde UGT le hemos expresado a la empresa, y queremos trasladar de manera clara y concisa a todos los trabajadores y trabajadoras de ONO, que rechazamos de manera contundente el ERE, una medida de destrucción de empleo que con estos parámetros es una auténtica barbaridad".

Afirman además que la nefasta dirección de la compañía es lo que ha provocado la caída económica del operador.

Pregunta del millón hecha por el empresario en el caso de que realmente sufra pérdidas. "¿Y si pierdo dinero, qué es lo que queréis que haga?"
Respuesta del trabajador nunca contestada: "¿Y a mí me lo vas a preguntar como si yo manejara tus números o tuviera la culpa como para ensañarte conmigo?"

No hay comentarios: