jueves, 11 de septiembre de 2008

La Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia remitió ayer miércoles al juez Baltasar Garzón un detallado listado con los nombres de más de 22.000 desaparecidos en Andalucía, Extremadura y el norte de África durante la Guerra Civil, de los que un total de 1.524 corresponden a personas asesinadas en la provincia de Cádiz. El envío de estos nombres, que ascienden exactamente a 22.252 represaliados, tiene como objetivo facilitar su labor al magistrado de la Audiencia Nacional, dentro de las investigaciones que ha comenzado a llevar a cabo para saber exactamente qué sucedió con aquellas personas que sufrieron las decisiones del régimen dictatorial franquista o los desmanes acaecidos durante los años de la contienda civil.

La AMHJA, representada en sus dirigentes Rafael López y Francisca Maqueda, así como el abogado Luis Ocaña y el coordinador de la página web http://www.todoslosnombres.org/, Cecilio Gordillo, ofrecieron una rueda de prensa el martes para adelantar la presentación ante el juez de estos nombres, distribuidos en tres tomos que recogen los frutos de una labor de recolección de datos emprendida hace varios años por los recuperadores de la memoria histórica, y en los que están estampados 22.252 nombres de los 36.298 que constan en la citada página web, abierta para que, de manera interactiva, cualquier ciudadano pueda aportar datos sobre el paradero de familiares o allegados desaparecidos o consulte los nombres en cuestión. En esta web tiene mucho que ver además el sindicato CGT, que junto con la AMHJA, está personada en las denuncias sobre los desaparecidos en la Guerra Civil, entre ellas las presentadas el 18 de julio de 2007 entre las que, como ya informara este periódico la pasada semana, se encontraba la de una conocida represaliada gaditana, María Silva Cruz, La libertaria.

Las tareas de recuperación de nombres de represaliados es ardua y, de hecho, los miembros de la AMHJA aseguraron este martes que la cifra de muertos remitida a Garzón ayer puede significar “no más del 30 por ciento de las víctimas que hubo en los territorios” de los que se poseen datos. Las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento cifran en más de 3.500 los nombres de gaditanos desaparecidos durante la contienda o a su finalización, bien en fosas comunes, fusilados a pie de carreteras, en la Sierra o en la Campiña, y hasta el momento están localizado los 1.524 remitidos al magistrado de la Audiencia Nacional, lo que supone el 10,78 por ciento del total. En provincias como Granada, el número de desaparecidos podría alcanzar los siete mil y sólo se han podido documentar una treintena de ellos. En total, son 14.137 andaluces los que conforman el listado de 22.252 desaparecidos que ya tiene en su poder el juez madrileño, pero los expertos cifran en más de 48.000 las víctimas que, teóricamente, deberían ser identificadas. Por otra parte, la AMHJA remitirá próximamente el mapa de las fosas comunes que han realizado las entidades para la recuperación de la memoria histórica financiado por la Junta de Andalucía, donde se identificaron 116 gaditanos en el caso de la provincia, 168 referidos a enclaves de Sevilla y 118 en la provincia de Huelva.

Por cierto, extraordinario el artículo de Enrique Montiel, Los huesos de Grazalema, publicado hoy en Diario de Cádiz, en relación a la noticia que escribí en el periódico Información hace varias semanas sobre la fosa grazalemeña de las mujeres...

No hay comentarios: