lunes, 4 de agosto de 2008

La Isla sin cine

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía trae a Cádiz el Ciclo de Cine de Verano en los Espacios Naturales, un programa que cumple su segunda edición gracias a la exitosa acogida del pasado año. Así lo ha anunciado hoy la delegada provincial de Medio Ambiente, Gemma Araujo, encargada de presentar esta actividad que tendrá lugar en pleno corazón del Parque Natural de Los Alcornocales. La iniciativa, que se desarrollará el próximo 24 de agosto a las 22 horas en el Parque Félix Rodríguez de la Fuente de Alcalá de los Gazules, pretende concienciar a los ciudadanos, especialmente a los más jóvenes, en temas relacionados con la naturaleza, la calidad de vida y el cambio climático. La película elegida este año es Nómadas del Viento de Jacques Perrin.

El largometraje será proyectado en formato de 35 mm., y los espectadores podrán disfrutar del mismo de forma gratuita e incluso podrán debatir, si lo desean, los aspectos tratados en la película visionada. La actividad cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules y de Endesa.

Esta es una de las acertadas iniciativas que las instituciones públicas, en ocasiones con la colaboración de organismos privados, están llevando a cabo como divertimento cultural en sus respectivas programaciones veraniegas. Cualquier gobernante local, provincial o autonómico sabe de la relevancia del cine para incluirlo en sus actividades estivales. Es algo tradicional desde hace años que conforme transcurre el tiempo se va extendiendo por ciudades. Fijaos la iniciativa en Los Alcornocales, que se une a otras cercanas. Ahí está el cine de verano en la playa organizado por el Ayuntamiento de Cádiz, las proyecciones con las películas de Francis Ford Coppola en la Diputación acompañadas de aquel acertadísimo concierto y otros muchos eventos en ciudades. Todos saben que el cine es tan recurrente como exitoso, cuesta poco dinero poner en marcha las proyecciones y el resultado siempre es positivo.

Todos... Menos el Ayuntamiento de San Fernando. En estos ocho años que han transcurrido, el ciclo estival denominado Las noches del Castillo incluía entre dos y tres proyecciones de películas, incluso conciertos de música de cine acompañados de imágenes, o los estrenos de jóvenes directores con sus nuevos productos como el pasado año cuando el cineasta y pintor Lolo Pavón presentó Fango en el patio de la Escuela de San José, ante unas cuatrocientas personas.

Todo eso ha desaparecido del programa de Las Noches del Castillo organizado por la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de San Fernando, un ciclo que este año ha contado con varias representaciones teatrales, un concierto de pasodobles y pare usted de contar. Debe ser que era muy caro el cine, buscar un proyector, alguien que abriera la puerta, que presentara los filmes,...

Me dicen que ha sido el propio alcalde isleño, el andalucista Manuel María de Bernardo, el que ha ordenado el recorte. Que para qué tantas cosas. Que no hay dinero. En eso sí debe llevar razón. San Fernando no cuenta este verano con proyecciones de cine. No sé vosotros, pero yo soy de los que piensa que el conformismo sólo conduce a un mayor empobrecimiento. Yo ya manifiesto mi rechazo a estos recortes, lo hago públicamente y espero fervientemente que tanto los ciudadanos como la oposición en el Ayuntamiento sean capaces de decir que Isla Verano no es lo que era, con una merma de actos sin sentido y con unos conciertos ahora enlazados a lo largo de esta semana nefastamente distribuidos en el tiempo.

Hoy canta Mago de Oz en el estadio Bahía Sur. A ver cuántos van. Un dato anecdótico, para simplemente servir de referencia, de reflexión. Los medios de comunicación coincidieron en publicar que el concierto de Manolo García en San Fernando, a principios del verano, congregó a cuatro mil personas. Por cierto, García había ya ofrecido uno en Sevilla varias semana antes y en su gira tiene anunciados cincuenta. Original no hemos sido, desde luego. Si todo un Manolo García mete cuatro mil personas en La Isla con lo que cuesta un concierto de ese calibre y una proyección de cine de verano mete cuatrocientos espectadores....¿Qué es más rentable? Ah, los promotores del concierto del cantante dijeron que el paupérrimo número de asistentes se debió a la escasa promoción del evento por parte del Ayuntamiento de San Fernando. El mismo que ha encargado un diseño de cartelería de los conciertos veraniegos bastante mejorable.

La foto de hoy es de una plaza en Málaga llena de espectadores... del cine de verano que organiza el Ayuntamiento costasoleño.

1 comentario:

Mar dijo...

¡Ay! José Carlos, tanto tiempo dedicándote a esto, y da la impresión que no sepas nada de política. Te recuerdo que ya hace algunos años que el PP es un partido progresista, casi de centro; un grupo de gente cuya única meta es el bienestar de todos los españoles en el presente (¿Debemos, pues, olvidar el pasado?)
Bueno, a lo que iba. El PP es un partido moderno y, por tanto, no necesita un arte tan antiguo como el cine para ser más "popular". No necesitan organizar actividades atractivas para conseguir votantes (a veces pienso que debe existir una especie de "PPfactoría" oculta en algún rincón del mundo porque, de no ser así,¿cómo consiguieron, por ejemplo, tantos votos dos días después de que medio país se manifestara en contra de la guerra?... Todavía vomito cuando recuerdo la sonrisa de Aznar el día después de las elecciones).

Supongo que todo se debe a las generalizadas promesas de cambio... Pero, ¿por qué siempre cambian las cosas que están bien? ¿No deberían cambiar las que estan mal? ¿Soy demasiado poco inteligente para entenderlo?