viernes, 18 de julio de 2008

Que no se queden en el tintero

Para que no se queden en el tintero, aun corriendo el riesgo de ser un pesado con el extraordinario congreso de música de cine celebrado en Úbeda, hoy cerraré las referencias a él apuntando, junto con la crónica de la conferencia del compositor Patrick Doyle, otros actos que tuvieron lugar acompañados de varias fotografías.

Ya lo reflejé en su momento, pero no me gustaría pasar por alto algo a lo que parece que pocos le han prestado atención: el concierto público de la Agrupación Musical Ubetense con temas de películas y el cierre del recital con el himno de la asociación BSO Spirit, adaptado por el músico gaditano José Dopico. La fotografía que véis demuestra además la belleza de una ciudad como Úbeda.

Esta otra foto corresponde al concierto estrella del sábado, con la particularidad de que se ve a Joel Mcneely dirigiendo (creo que no he subido ninguna foto de este acto con él llevando la batuta) y sentados, a la izquierda en primera fila, Alberto Iglesias junto a David Doncel. En la fila de la derecha están Patrick Doyle, el productor Robert Townson, Brouce Brougton y con camisa blanca, John Scott. Si os fijáis en la parte superior de la imagen, a la derecha, veréis a Fernando Velázquez con camisa blanca y chaqueta negra a medio colocar conversando con otra persona, aguardando el momento de subir al escenario para dirigir El orfanato.


Justo y merecido homenaje quiero ofrecer con esta fotografía a los organizadores de la gala de los premios Goldspirits a las mejores bandas sonoras y compositores del año. Conservando el espíritu de estos pasados años (y que no decaiga), tienen menos verguenza que una chirigota del Carnaval gaditano. Hacen números humorísticos y caústicos sobre compositores, bandas sonoras sospechosamente parecidas, proyectan montajes que este año han sido desternillantes como el de las monjas de Sister's Act con la música de La profecía o Espartaco con la canción de Horner-Celine Dion de Titanic y se visten con trajes de películas para representar momentos estelares. Los compositores presentes se parten de la risa y nosotros también. Al final de la gala, salieron a saludar al público.


Fernando Velázquez se llevó el Goldspirit a mejor compositor revelación, entregado por la delegada de Cultura del Ayuntamiento ubetense, Elena Rodríguez, mientras que Roque Baños (abajo) recogía varios premios como el de mejor compositor del año y mejor compositor español. Aseguró estar más nervioso recogiendo el Goldspirit que el Goya y bromeó en varias ocasiones. Roque está muy a gusto asistiendo a este congreso desde hace dos años.




No hay comentarios: