lunes, 30 de junio de 2008

¿El nuevo Opus Dei?

El periodista de El País Jesús Rodríguez publica un extraordinario trabajo sobre Kiko Argüello (http://www.elpais.com/articulo/portada/Kiko/colera/Dios/elpepusoceps/20080629elpepspor_3/Tes/). Os recomiendo que no os lo perdáis, no sólo por el contenido, sino por la excepcional manera de redactar una radiografía tan concreta del personaje en cuestión.

El Vaticano ha dado su espaldarazo al movimiento neocatecumenal que fundara en su día este líder mesiánico y grandilocuente en sus reflexiones. Tras años en los que los denominados 'kikos' se han movido subterráneamente en la Iglesia expandiéndose desde sus bases al instalarse como comunidades en las iglesias de las más recónditas poblaciones, su estructura piramidal ha servido para que Benedicto XVI los haya admitido como entidad oficial de evangelización eclesial.

¿Conforman los 'kikos' el nuevo Opus Dei de la Iglesia? Un somero repaso a la trayectoria de los neocatecumenados sirve para corroborar las sorprendentes coincidencias entre ambos movimientos, con la diferencia de que resulta chocante que en el siglo XXI podamos asistir al crecimiento de tendencias de esta índole en el seno de la Iglesia y más aún en la sociedad.

No voy a censurar a los neocatecumenados con la misma crueldad que ellos emplean en condenar a la mayoría de los mortales, entre otras cosas porque existe la Misericordia de Dios, virtud que muchos parecen no querer emplear o no son capaces por su dificultad y que personalmente, por afinidad cofrade, trato de practicar. No obstante, es probable que mis comentarios de hoy sirvan para ganarme sus iras que ellos creen divinas, algo que me importa un rábano con bicho dentro.

Lo que resulta obvio es que no beneficia para nada a la Iglesia y a su progreso hacia lo social el refrendo de un grupo que admito está rodeado de ínfulas críticas que pueden considerarse exageradas en ciertos aspectos, pero que todos, incluido su fundador que se jacta de ello, sabemos que conforman el ala más ultraconservadora de la Iglesia.

Si los cristianos tenemos que dar respuesta hoy día a lo que la sociedad nos exige, no sé qué puñetas hacemos garantizando oficialmente comunidades donde los textos de sus ceremonias se retrotraen al dogmatismo más casposo, sus conceptos morales son sectarios y las cuentas económicas de su cúpula permanecen en el más estricto de los secretos. En la experiencia más cercana, todos hemos vivido la desestabilización provocada por estas comunidades en templos de la Diócesis gaditana, sus exacerbados ataques a las entidades religiosas que consideran más "progresistas" (entre ellas movimientos católicos obreros y hermandades) y la semilla de la crispación generada ante la fagocitación de todo lo que supone la estructura y organización parroquial.

Flaco favor hace el Vaticano validando una facción que bien pudiera ser investigada por la comisión en el Congreso que analiza las sectas en España. En estos pasados años no dudaron en advertir sobre la peligrosidad de determinados grupos como los testigos de Jehová o los mormones. ¿Acaso son más nocivos que los neocatecumenados, observando la trayectoria hilvanada por éstos?

Millón y medio de seguidores, presencia en más de un centenar de países, medios propios de comunicación y discursos en los que impera la condena expresa a la homosexualidad, "que es una enfermedad que se cura" (Argüello dixit), así como construcciones faraónicas o ataques a las chicas por llevar faldas o el ombligo al aire. No lo extraigo de El País. También, pero conozco casos personalmente.

En definitiva, más vacuidad para una Iglesia que necesita soplos de aire fresco reales que parecen no interesar al Vaticano, más ocupado en que la "doctrina de la fe", de la que siempre ha entendido mucho Benedicto XVI, persista por siempre.

5 comentarios:

El Marqués del Tiroriro dijo...

... y vamos dando, pasitos 'pa trás', que dijo un carnavalero muy acertadamente para aplicarlo a muchas cosas de la vida... y de la Iglesia.

Aquí no puedo aplicar lo de "eso es como to... acostumbrarse", porque me joden estas cosas.

Anónimo dijo...

Las cosas que as tocado son buenos puntos que muchos no entienden del Camino Neocatecumenal. El camino se apoya en Dios y el Papa, y gracias al Espiritu Santo, Kiko Arguello a sido inspirado para annunciar el Kerygma y poder ayudar a otros que tienen sus ojos serrados. Claro, varias cosas que dice son extranas por que varias personas estan ciegos a la verdad. Las cosas de ahora nos parecen normal, y nosotros hemos olvidado que en el centro de nuestra vida esta Dios. Tal vez por eso varias personas no acceptan lo que dice este hombre, que realmente es un profeta en estos tiempos mandado por Dios. O tal vez, nosotros tenemos un orgullo que no nos deja escuchar a este Kiko y realmente ver que lo que el dice es simplemente lo que esta pasando en este mundo. El habla con libertad. Si escuchas a lo que dice, o si analyzas como habla con otra gente, veras que el tiene mucha libertad en decirte la verdad -- y muchas veces nosotros no queremos escuchar la verdad. Que es la verad?

Si la Iglesia Catolica apoya al camino, no signifaca que no beneficia de esto-- al contrario. Por apoyar a este movimiento que muchos critican varias personas y grupos veran que ellos realmente no pueden amar, y dicen que si aman y que si cumplen con Dios porque van a misa o porque dan mucho dinero.. etc. Bueno, tal vez esto sera un signo para los demas.

La Iglesia Catolica no apoyaria a un 'secto' que esta fuera de foco. Y ademas, los testigos de Jehová y los mormones ni siquiera podrias considerarlos como teniendo relaciones cercanas con la Iglesia Catolica. Los testigos de Jehova no acceptan a Jesus con Hijo de Dios, y los mormones no creen en la Trinidad. Entonces, como es que el movimiento neocatecumenal puede ser comparado con estos sectos si 'el camino' se dedica a servir a la Iglesia annunciando que Jesucristo a resucitad! Y que ay esperanza para nosotros porque Cristo a muerto para nosotros para salvarnos de nuestros pecados.

Muchos no entienden lo que dice este Kiko, y tal vez nunca entenderan. Tal vez seguiran persiguiendo a este movimiento, y Dios lo dejara. Pero, si la Iglesia a aprovado los estatutos para dejar a este Camino Neocatecumenal que existe, entonces significa que este camino esta llevado por Dios, no por Kiko ni los catequistas ni la 'piramide' que mensiona este articulo.. ni nada.

Lo mas importante es que Dios va a ayudar a este Kiko Arguello, por que todo lo que esta haciendo este camino es bueno-- y eso es una senal de Dios que El lo esta guiando en medio de todas estas criticas.

David dijo...

La Iglesia tiene como deber hacer presente la Verdad de Dios que tan oculta está en el mundo. No existen varias verdades, sino una única verdad. No existen varios caminos sino que hay caminos que te conducen al bien y caminos que te conducen al mal, a la alegría y a la desolación. La Iglesia no puede mentir al Pueblo de Dios, no puede decir que está bien lo que está mal ni decir que está mal lo que está bien.
Si la Iglesia aprueba el camino neocatecumenal, tras años de estudio, es sin duda porque se trata de un camino dirigido a Dios; los que no lo ven no han dedicado tanto esfuerzo al estudio de el camino neocatecumenal como ha dedicado la Iglesia como institución, entre otras cosas porque cada uno tenemos nuestra ocupación y la Iglesia tiene esta ocupación específica.
Es impactante que una persona que se siente Iglesia sea capaz de criticar a miembros de la Iglesia, inclusive a la cabeza de la Iglesia, al Papa. Cuando alguien tiene deseos de progreso en una dirección tiene que asociarse al partido que proporciona estos progresos, ¿cómo pertenece a la Iglesia alguien que va contra la Iglesia? podrá erróneamente considerarse cristiano, pero ¿cómo considerarse miembro de la Iglesia?
Por muy de acuerdo que esté un sector en que es bueno algo realmente malo, la Iglesia, como he dicho al principio no puede mentir, y no cederá jamás a las presiones. Aunque la mitad de la Iglesia esté deseando que el mal se introduzca en la Iglesia no lo conseguirá, porque Dios preserva a la Iglesia de todo mal. Así pues, si un sector de la Iglesia está a favor del aborto, ésta no puede estar a favor del aborto, porque no puede decir algo contrario a la Verdad. ¿Cómo va a dar la razón un padre a su hijo sabiendo que lo que quiere su hijo le lleva a la destrucción?

Dios bendiga a la Iglesia y de la Paz a Israel.

Miguel Sancho dijo...

Espero que no seas cristiano, o por lo menos no lo digas o llámate de otra manera porque todo eso que dices se llama no estar en comunión con la Iglasia (y yo no soy de los kikos). Mira como llevas tú tu vida cristiana y, si no tienes pecado, atrévete a juzgar a los demás, sobretodo las decisiones de la Iglasia. Espero que reflexiones sobre ello.
Por cierto, me acabo de enterar que han aprabado oficialmente todo el Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal, por si te aburres y también quieres escribir sobre esto.

JOSÉ CARLOS FDEZ. MOSCOSO dijo...

Estimado Miguel: Precisamente soy cristiano, de ahí que me interese por el asunto y exprese mi opinión. Si no lo fuera, creo que me importarían bien poco los temas espirituales o los devaneos de los grupos religiosos. Lo soy y plasmo mis consideraciones para desgracia de muchos que no permiten los diferentes puntos de vista que en todas las instituciones, incluida la Iglesia, deben de existir. Soy un mal cristiano, eso sí, pero con derecho a opinar. Eso no me lo quita nadie. No obstante, yo reflexionaré si me prometes reflexionar sobre mi texto para que compruebes que no existe inquina alguna ni justifica tu 'particular excomunión' hacia mi persona nada más empezar tu texto. Saludos.