viernes, 25 de abril de 2008

Moreno tiene un plan

Antonio Moreno tiene un plan. Se lo juro a ustedes por la manita roja de los cinco lobitos. Puede parecer que el que fuera uno de los máximos artífices del auge del andalucismo en tiempos pretéritos y alcalde de San Fernando entre otros cargos, está aguardando los resultados del congreso que el Partido Andalucista celebrará el 7 y 8 de junio, una cumbre camino de convertirse en un gallinero en el que sobresaldrán las crestas de tres aviáceos procedentes de Utrera, San Fernando y el Parlamento andaluz. Y aún no ha dicho esta boca es mía por pretender el poder Julián Álvarez, principal protagonista en la película del desmoronamiento de la formación nacionalista andaluza, que puede ser el cuarto aspirante si es que no tiene un/a tapado/a en la terna. A este paso, el PA tendrá más candidatos a la poltrona que militantes, porque en San Fernando ha sido monumental la desbandada de afiliados en los últimos meses.

Pues el bueno de Antonio Moreno anda un poco al despiste del personal para que creamos que moverá ficha después de la cumbre andalucista de junio. Tras los desastrosos resultados electorales que cosechó su (hasta ahora) partido, Moreno concedió una entrevista a Información Cádiz, concretamente a quien les escribe en este momento, en la que no dejó títere con cabeza en la cúpula del PA. No vean la de vueltas que dio la página entre los mentideros políticos, sedes de partidos e incluso el Parlamento andaluz, con algunos página en ristre buscando al otrora líder andalucista para que le prometiera que aquello lo había dicho él de su propia boca. Hace pocos días, un antiguo concejal del PA de San Fernando escribió un artículo de opinión en el periódico local con palabras muy duras en las que acusaba al ex alcalde de no pagar las cuotas de su partido y de dañar la imagen del andalucismo con sus críticas en la prensa. Torpe sería Moreno si replicara...

Antonio Moreno quiere hacer creer que está pendiente del congreso, pero no es así. El profesor del colegio la Salle, al que se incorporará para dar clases a partir de septiembre, tiene un plan. No me pregunten qué es porque en su momento lo sabrán. Será después del verano cuando termine de cocer el guiso para el que ya ha empezado a recolectar los ingredientes: unos poquitos de sus fieles ex concejales y miembros de su partido, una pizca de gente preparada de La Isla en el ámbito cultural, todo ello sazonado con colaboradores que conozcan determinados ámbitos,…

No se equivoquen, no estoy hablando de que Antonio Moreno esté pensando en crear un nuevo partido... o sí, como diría Esperanza Aguirre cuando manda un mensaje a Mariano Rajoy. Yo les digo que una mente inquieta como la de Moreno está “maquinando” algo que ya dará a conocer. También sería un ingenuo si pretendiera hacerles creer que su plan es ajeno a la política. O a su ciudad.

Lo que tiene claro el político isleño es que tiene las horas contadas en el PA, pase lo que pase en el congreso de junio. Es pronto para tirar los trastos, pero Moreno no va con esta gente ya “ni de aquí a la esquina”, se lo digo yo a ustedes, salga quien salga de ese guirigay pre-estival.

Para entonces quién sabe lo que habrá sucedido en San Fernando. El pacto PA-PP chirría por todos lados y existe otro sobre éste, temporal y pírrico: el de callar hasta que ambos partidos se aclaren en junio. Qué de cosas en ese mes...

Algo tendrá que decir el PSA, que celebrará también su congreso por esas fechas. ¿Hasta dónde llegará un Pedro Pacheco que guarda un inquieto silencio?

Mientras tanto, donde sí está Moreno es en su hermandad de la Misericordia de San Fernando de toda la vida. Parece que entrará aún con mayor fuerza en la Junta nueva que gobernará esta cofradía a partir del cabildo de elecciones que se celebrará el 6 de junio. Algunos se empeñan en descalificarlo también en su ámbito cofrade, pero la realidad es que Moreno siempre ha estado vinculado a este mundo en general y a la Misericordia en particular, todo lo que obviamente la permitía sus obligaciones político-profesionales.

3 comentarios:

Hispanicus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Tormenta mediática en Sevilla. Treinta y tres grados en la calle y algunos más (no físicos, sino emotivos) en el Salón de Actos de la Empresa Municipal de Aguas de Sevilla (Emasesa). Cuando algo agoniza o ya no sirve a los intereses para lo que fue creado, lo mejor es dejarle morir, o sustituirlo. La Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa (FAAP) debía estar en uno de esos dos casos. El asunto es que tras dimitir personal e irrevocablemente, el gaditano Fernando Santiago, ya no es -desde anoche- el presidente de los periodistas andaluces, todo ello tras una tensa e interesante asamblea extraordinaria, convocada a petición de la Asociación de la Prensa de Sevilla (la mayoritaria en Andalucía, con 800 periodistas asociados), cuya presidenta, Nani Carvajal, proponía cambiar los estatutos y mejorarlos mediante el voto ponderado, en función del número de periodistas asociados. Un sistema de funcionamiento más democrático que se aplica en la propia Federación Española de Asociaciones de la Prensa (FAPE). Santiago y su junta directiva, en la que se encuentran las periodistas María José Gómez-Biedma e Inés Alba, dimitieron ayer de sus cargos, lo que implica que la FAAP debe abrir ahora un proceso de reflexión y, o bien disolverse, o mediante la creación de una gestora, dar paso a otro consejo directivo que si goce del consenso y el apoyo pleno de las doce asociaciones de la prensa federadas. Lo que, evidentemente, no ocurría hasta ahora. El hecho es que lo que ayer se puso de manifiesto es la disconformidad de muchos periodistas andaluces en la gestión y los resultados del hasta ayer consejo directivo de la Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa (FAAP), es decir con el presidente, Fernando Santiago. Las duras críticas que Santiago ha recibido y recibió ayer por parte de la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar - que le acusa de injerencias y falta de respeto profesional a su autonomía (el trasfondo son unos despidos en Europa Sur)- no parecieron sentar muy bien al compañero Santiago, y menos aún que, a la vista de la enorme crisis constatable desde hace meses, desde su misma provincia (la Asociación de la Prensa de Jerez) se propusiera adelantar la renovación de la FAAP (prevista para el año próximo) y convocar elecciones anticipadas para renovar los órganos de dirección. Fernando debió sentir cierto vértigo porque anoche no encontró el apoyo que esperaba en las asociaciones provinciales que le apoyaron para llegar a la presidencia andaluza y eso duele. Debe doler. Andalucía merece contar con una federación de periodistas fuerte, libre (hasta donde se pueda, claro) de influencias políticas y que represente los intereses de esta profesión tan acosada y precaria. La próxima Federación de Periodistas de Andalucía (FPA), con identidad, estructura, financiación suficientes, tiene que echar a andar pronto, porque son muchos los problemas que aquejan a esta profesión. Tenemos un gran reto por delante. Corren momentos duros para la libertad de expresión e información. Y los periodistas tenemos que estar organizados, máxime con la que está cayendo en Andalucía, donde hasta al presidente del Consejo Audiovisual Andaluz, Manuel Vázquez Medel, le zarandean el sillón por pronunciarse claramente ante la actuación de quienes dirigen Canal Sur TV y no han garantizado su independencia y neutralidad. Fernando Santiago, al dimitir, ha abierto una crisis de la que los periodistas andaluces tenemos que resurgir con fuerza, y unidos.

Anónimo dijo...

Comentario anterior publicado en www.pepecontreras.blogspot.com