sábado, 12 de abril de 2008

ministra gaditana

¿Se han fijado en el listado de blogs de esta página, en la parte inferior de la derecha? Entre ellos se encuentra el de Bibiana Aído.

Me ha sorprendido gratamente la noticia que anoche en su edición digital adelantaba El País a nivel nacional e Información Cádiz en el ámbito provincial. Bibiana Aído, gaditana, nacida para más señas en Alcalá de los Gazules hace 31 años, será designada ministra de Igualdad por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que afronta su nueva legislatura con cambios en los ministerios y la creación de algunos nuevos. El cometido de pugnar contra los elementos que generan desigualdad social y enfrentamientos por administrar sus derechos entre los hombres y las mujeres le ha sido encomendado a una luchadora joven y con una carrera política meteórica.

Bibiana Aído ha desempeñado los cargos de delegada provincial de Cultura, directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco y había sido recién elegida por los andaluces como parlamentaria autonómica. Es hija de Francisco Aído, mano derecha de Paco González Cabaña en la Diputación gaditana y por tanto de una familia de arraigada tradición socialista.

No creo que nadie esperara este nombramiento que debe ser motivo de satisfacción para los gaditanos no sólo por las dosis de egoísmo que pueda conllevar para una provincia maltrecha, sino por el hecho de contar con una política gaditana elegida por Rodríguez Zapatero para formar parte del Gabinete presidencial, algo que no está el alcance de todos.

Se hablaba desde hacía tiempo de que Aído era la sustituta en ciernes de Rafael Román a la candidatura para la Alcaldía de Cádiz. El congresista del PSOE ya había tocado techo con los resultados electorales de 2007 y lo habían dejado que quemara sus naves, entre otras cosas suyas, en el estéril enfrentamiento con Teófila Martínez que, aunque cada vez da más signos de errores en las decisiones políticas que adopta, dudosamente aconsejada por Jorge Moreno, aún es una figura intocable para el electorado gaditano. De manera que enviar a Aído a enfrentarse a Martínez en los comicios municipales de 2011 no era otra cosa que quemar a la prometedora política, aunque en eso parecían empeñados algunos medios de comunicación locales y provinciales.

Ahora, el PSOE despeja cualquier duda. O mejor dicho, Zapatero, que, alejándola de las calderas de Pedro Botero que supone la política local en una ciudad como la capital gaditana, engullidora de políticos válidos (léase Julio Braña o Jesús Gargallo como ejemplos), le abre las puertas al ejercicio del poder con mayúsculas y deja a la provincia sorprendida ante la decisión de entregarle una cartera.

Me alegro mucho por Bibiana Aído, una mujer agradable, con un blog (http://www.bibianaaido.wordpress.com/) que, como ella, rezuma progresismo en una sociedad que sigue necesitando abrir las miras en numerosos ámbitos, y que, paradójicamente en las últimas horas publicaba en su espacio en la red un artículo sobre la desigualdad de sexos, cuando a poco de redactarlo tiene la confirmación de que está en su mano paliar los problemas que ha venido denunciando.

No hay comentarios: